4. Fases del estrés

FASE DE ALARMA.

El organismo, amenazado por las circunstancias se altera fisiológicamente por la activación de una serie de glándulas, especialmente en el hipotálamo y la hipófisis ubicadas en la parte inferior del cerebro, y por las glándulas suprarrenales localizadas sobre los riñones en la zona posterior de la cavidad abdominal.

El cerebro, al detectar la amenaza o riesgo, estimula al hipotálamo quien produce "factores liberadores" que constituyen substancias especificas que actúan como mensajeros para zonas corporales también especificas. Una de estas substancias es la hormona denominada A.C.T.H. (Adrenal Cortico Trófica Hormona) que funciona como un mensajero fisiológico que viaja por el torrente sanguíneo hasta la corteza de la glándula suprarrenal, quien bajo el influjo de tal mensaje produce la cortisona u otras hormonas llamadas corticoides.

A su vez otro mensaje que viaja por la vía nerviosa desde el hipotálamo hasta la médula suprarrenal, activa la secreción de adrenalina. Estas hormonas son las responsables de las reacciones orgánicas en toda la economía corporal.

Esta primera fase supone la activación  del Sistema Nervioso Simpático y del Eje Hipofiso-suprarrenal; existe una reacción instantánea y automática que se compone de una serie de respuestas siempre iguales, aunque de mayor o menor intensidad:
• Secreción de adrenalina.
• Se produce una movilización de las defensas del organismo.
•  Aumenta la frecuencia cardíaca.
•  Se contrae el bazo, liberándose gran cantidad de glóbulos rojos.
•  Se produce una redistribución de la sangre que abandona los lugares de menos necesidad, como la piel (aparición de palidez) y las vísceras intestinales, para acudir a los músculos, cerebro y corazón, que son  zonas de acción.
• Aumenta la capacidad respiratoria.
• Se produce una dilatación de las pupilas.
• Aumenta la coagulación de la sangre.
• Aumenta el número de linfocitos, que son células de defensa.

Todas son reacciones encaminadas a preparar al organismo para afrontar una tarea o esfuerzo.

FASE DE RESISTENCIA O ADAPTACIÓN.

Cuando un individuo es sometido en forma prolongada a la amenaza de agentes lesivos físicos, químicos, biológicos o sociales el organismo si bien prosigue su adaptación a dichas demandas de manera progresiva, puede ocurrir que disminuyan sus capacidades de respuesta debido a la fatiga que se produce en las glándulas del estrés. Durante esta fase suele ocurrir un equilibrio dinámico u homeostasis entre el medio ambiente interno y externo del individuo.

Así, si el organismo tiene la capacidad para resistir mucho tiempo, no hay problema alguno, en caso contrario sin duda avanzará a la fase siguiente.

El organismo mediante la intervención del Eje Hipofiso- suprarrenal intenta superar, adaptarse o afrontar la presencia del agente nocivo o de los factores que percibe como una amenaza; se producen las siguientes reacciones:

 Normalización de los niveles de corticoesteroides.
Desaparición de la sintomatología

FASE DE AGOTAMIENTO

Cuando la presión, los estímulos persisten se entra en una segunda fase: estado de resistencia. Las personas empiezan a tener una sensación de disconfort (tensión muscular, palpitaciones, etc.). Si continúa la acción del estresor el organismo puede agotarse con posibles alteraciones funcionales y orgánicas en los órganos; son las llamadas enfermedades de adaptación; estos síntomas crean preocupación, lo que a su vez agrava los síntomas y, así, puede crearse un círculo vicioso.

Si los recursos de la persona para conseguir un nivel de adaptación no son suficientes, se entra en la fase de agotamiento que conlleva lo siguiente:
- Se produce una alteración de los tejidos.
- Aparece la patología llamada psicosomática.

La disminución progresiva del organismo frente a una situación de estrés prolongado conduce a un estado de gran deterioro con pérdida importante de las capacidades fisiológicas y con ello sobreviene la fase de agotamiento en la cual el sujeto suele sucumbir ante las demandas pues se reducen al mínimo sus capacidades de adaptación e interrelación con el medio.

Taller de Ideas Atutiplén
Todos los derechos reservados | Aviso legal